¡Viva Canva!


¡Hola a todos!

Creí que el anterior sería mi último post del mes, pero… no. Me he puesto en una aplicación buenísima llamada Canva para hacer la presentación de mis personajes.

Ya las tenía hechas con las imágenes que conocéis de los anteriores vídeos. Pero me he tenido que gastar el dinerito en más fotografías para poder hacer esa presentación en redes sociales. ¿Por qué? Porque mis modelos originales son personajes públicos. Bueno, hay que mirar el lado positivo: así la presentación me servirá para hacer anuncios.

Que luego sea vuestra imaginación la que le tiña el pelo a los protagonistas.

NOTA AL LECTOR:

El vídeo presentación de Ananké, la protagonista de El Puente de los Cuervos, fue censurado por YouTube y me lo han puesto con restricción de edad.

Mi pobre Ananké no sólo tiene que luchar contra la sociedad, sino también contra censuras ridículas. Así que… ¡Leed El Puente de los Cuervos que allí no hay censura!

Como habéis visto en la página de «El Puente de los Cuervos», en ese vídeo no hay nada que pueda atentar contra la sensibilidad de nadie, tenga la edad que tenga. Muchos videojuegos que juegan los menores de 18 años tienen escenas más dañinas ¡y nadie les dice nada!

Así que mi otro reto como escritora fue: ¡¿dónde puñetas alojar el vídeo?! Porque un vídeo con restricción de edad si lo embebo en la web no se ve. Yo no estoy para pagar más y meterme en Vimeo, bastantes gastos tengo ya. Así que pensé que una solución sería aportar al informático el código que facilita la misma web donde construyo mis vídeos. En el momento que estoy escribiendo no sé cuál será el resultado… Y todo porque un tonto algoritmo de YouTube no sabe distinguir lo que es un «trabajo artístico».

Aquí va una advertencia para mis queridos escritores noveles: os tocará invertir en fotografías y aprender programas de diseño, composición de fotos y vídeo.

Así como también perderéis el tiempo en elegir el mejor hospedaje para embeber vuestros vídeos y fotos a la web sin que os dé problemas técnicos (esto último va para Google Drive, en lo que se refiere a reproducción de vídeos, y Dropbox respecto a su famosa «carpeta pública»). Y que ese hospedaje tampoco os dé problemas con su política de censuras.

Si lo anterior me resultó cansino, ya ni os cuento cuando tuve que zambullirme en el puñetero mundo de las licencias musicales para mis anuncios. ¡Hasta la una de la mañana me tiré investigando dónde podía conseguir música para usos comerciales sin que me costase un ojo de la cara!

En cuanto a la música para vuestros anuncios, mis estimados autores noveles, algo fundamental que tendréis que cultivar es la PACIENCIA y el BUEN OÍDO. ¿Por qué os lo digo? Porque tendréis que nadar en un océano de canciones. Y bucear y bucear hasta encontrar a vuestro cracken.

Como el pulpo será muy grande: tendréis que elegir los segundos que más encajen con vuestro mini vídeo… Lo que se llamaba antiguamente: hacer encaje de bolillos.

Tengo que contaros, como detalle curioso, lo enormemente complicado que es dar con fotos históricas para uso comercial. Casi todas las que me encontré eran para usos editoriales. Por fortuna, Dios me acompañó en esta aventura.

Pero, como os estaba diciendo antes de irme por los cerros de Úbeda, la aplicación Canva que localizaréis en Internet es una herramienta imprescindible hoy en día para todo escritor. Y aunque no seas escritor. En cuanto le dije ayer a mi comadre que en ella podía hacer tarjetas de visita y facturas… ¡vio el paraíso! Como dice el refrán: nunca te acostarás sin aprender algo más.

Es una aplicación muy sencilla que te servirá para muchas cosas: incluso para hacer las portadas de tus libros digitales y físicos. Pero ¡ojo!: no podrás usar el logo que construyas con elementos de Canva en tus libros.

Como tampoco podrás usar la música que hayas descargado allí para fines comerciales. Por mucho que te digan que puedes hacer anuncios para YouTube.

¿Qué más os cuento? ¡Ah! Que con la portada del Volumen I de El Puente de los Cuervos tengo el corazón lleno de alegría.

Portada de El Puente de los Cuervos Volumen I
  • Facebook
  • Twitter

El diseñador me envió una prueba del libro físico con contracubierta incluida, aunque todavía no la imagen para promoción. A pesar de esto último, decidí cortar la foto en mi ordenador y aprovechar para hacer el mockup que habéis visto al final de la presentación de mis personajes. Sí: el que sale al final de los vídeos de la página de «El Puente de los Cuervos».

Incluso aproveché ese recorte para ponerlo en el apartado de citas de «El Puente de los Cuervos» y que podéis leer en mi web.

Como también me mandó en PDF mi logo y sus variaciones, me entusiasmé e hice las transformaciones a los formatos oportunos. Por cierto, el logo también lo tengo registrado. Como podéis ver, los registradores están loquitos conmigo.

¡¡La portada está preciosa!!

Para que llegase a ella estuve mucho tiempo narrándole a mi diseñador mis dos volúmenes, desde el principio hasta el final. Incluso le envié un audio de WhatsApp de 27 minutos. Sin contar la duración de los demás… Y no sé por qué, pero sospecho que con ese audio he batido un récord Guinness.

Cuando terminé de enviarle esa última grabación, le dije: «Niño, tengo reventado el dedo de tanto apretar». Su respuesta: «¿Sabes que deslizando para arriba se graba sin necesidad de presionar?». Aunque parezca imposible, no me había dado cuenta.

Bueno, y ya os dejo que tendréis que hacer vuestras cosas… como comprar «El Puente de los Cuervos», por ejemplo. Porque imagino que cuando me estéis leyendo ya mi serie habrá salido a la luz. Y vosotros contribuyendo un poquito más a que pueda vivir dignamente el día de mañana, sin que tenga que preocuparme por si me dan o no 567 € de pensión.

¡Hasta el próximo post, lectores de mi corazón!

Si quieres suscribirte a mi boletín y conseguir interesantes regalos HAZ CLIC AQUÍ.