Adentrándome en el fantástico mundo de las webs para escritores.

Mis primeros comentarios.


Si quieres ser escritor, un consejo: cuida lo que dices. Y más si publicas comentarios en webs que no son tuyas. Recuerda que Internet es eterno.

Eres una marca: cuídala.

Aunque si tienes que mandar a la mierda a alguien llegado el momento: hazlo. PERO NUNCA A UN LECTOR. Ante los comentarios de lectores que puedan molestarte: no respondas. NUNCA.

Hay un dicho inventado por mí que dice lo siguiente: «El que evita situaciones, evita complicaciones». Y esto último se puede aplicar a todo en esta vida. Así que si hay un programa de televisión que sabes que irá a por ti a la yugular… ¿Para qué coño aceptas ir, alma de cántaro?

De mis años de atención al público aprendí lo siguiente: soporta lo que te diga el cliente con una sonrisa. De ahí que estuviera tentada de meterme a monja… Bueno, pero esa es otra historia.

Dibujo cómico de una monja graciosa representando a Ana Daitán
  • Facebook
  • Twitter

Durante mi formación como autora, vi interesantes webs españolas de ayuda a escritores. Una de ellas, y a cuyos podcasts y curso de Amazon Ads debo mucho, es la web de «Triunfa con tu libro» de Ana Nieto.

De verdad, escucha sus podcasts y haz su curso: es lo primero que debería hacer todo escritor novel y no tan novel. En sus podcasts encontrarás gratis informaciones útiles… y futuros colaboradores.

Otra web muy útil es la de «Marketing online para escritores» cuyos cursos estuve realizando.

En uno de sus posts que trataba sobre «Vivir de escribir» descubrí algo curioso: el miedo que se tiene hoy en día a ser políticamente incorrecto.

Aquí están los comentarios que me hicieron pensar:

A:

A mí me costó mucho realizar mi blog. Por eso mismo: sentirme desnuda. Y, luego, algo que me ocurre mucho es no conseguir escribir sólo para mí. Es decir, dejar de pensar «¿Cómo voy a poner esto? Como lo lea mi madre o este o aquel se va a ofender».

B:

Termino modificando muchos de mis relatos por temor a que el punto de vista pueda afectar a tal o cual persona… A veces envidio a Carver cuando en su relato «Plumas» hace decir tan libremente a su personaje que el hijo de Bud y Olla era feo, entre otras tantas cosas.

No me pude contener y en aquel post tuve que responder a aquellos dos comentarios. Quería aconsejarlas de alguna manera:

Estimadas A y B:

Quienes hablan son personajes de ficción. No os sintáis con remordimientos morales porque lo que digan pueda herir la susceptibilidad de alguien: no castréis vuestra escritura. Si alguien puede resultar ofendido por lo que diga un personaje de ficción es que todavía no ha crecido. ¡Sería lo mismo que el autor de Hannibal Lecter se disculpase porque su protagonista es caníbal!

Dad alas a vuestra creatividad. Recordad que lo mismo que un escritor no escribe para todo el mundo, su relato no debe buscar complacer a todo el mundo. Entonces no sería escritor, sino diplomático.

Sed libres y disfrutad con vuestra escritura.

Un abrazo. Ana Daitán.

Anuncio del Daily News. Extra. Políticamente incorrecta
  • Facebook
  • Twitter

Otro comentario, esta vez más actual, que me llamó la atención porque las novelas psicológicas entran dentro de mi especialidad, fue el siguiente:

C:

Buenos días, Ana, me parece que tus consejos son muy atinados y reflejan la realidad del escritor promedio, ya sea profesional o amateur. Me gustaría saber si hay públicos «targets» para un autor de novelas psicológicas y, si es así, a qué clase de personas les gusta las novelas psicológicas, aparte de los psicólogos (jaja). También me gustaría saber si las novelas psicológicas aún están de moda como en el tiempo de mis abuelos. Gracias. Todo tipo de consejo será bienvenido.

También respondí:

¡Hola, C!

Aquí te responde «otra Ana», por si también puedo ayudarte.

La novela psicológica es un género que siempre tendrá su nicho, aunque varíe su nombre a lo largo del tiempo. De hecho, en estos últimos años parece que está en auge (de ahí «La chica del tren»). En cuanto a qué clase de personas les gusta las novelas psicológicas: todo aquel que se haga preguntas sobre sí mismo. Así que, como puedes ver, el abanico es muy amplio; y más hoy en día con tantos nuevos dilemas que se nos presentan que nos han hecho volver la mirada hacia nuestro interior. De hecho, si has leído novela negra, muchas de ellas son auténticas reflexiones psicológicas.

Pero si apuntas a las mujeres: siempre acertarás. Son, por regla general, las que más consumen géneros como «ficción de mujeres» o «thrillers psicológicos». Quizás porque nos rompemos mucho la cabeza. Pero ¡ojo! apunta a las mujeres con edad «madura».

Aunque hay jovencitas con veinte años que pueden adorar una buena novela psicológica…, ese grupo de edad no es el mayor «fan», por así decirlo. Te digo esto último porque luego tendrás que dirigir tus anuncios hacia tu nicho y hacer muchos filtros. Es aquí donde tienes que utilizar la «psicología» de tus novelas.

Buena suerte.

Ana Daitán

Foto de cita de El Puente de los Cuervos de Ana Daitán.
  • Facebook
  • Twitter

Otra web que recomiendo sobre el mundo de la escritura es la de «Fraternidad Babel». Y, concretamente, el post sobre el oficio de escribir.

Por supuesto, no me pude resistir a dejar un comentario:

He leído tu post y estaba entre riendo y aplaudiendo ya que cuentas verdades como puños.

Por fin alguien ha dicho: «Escribe de lo que no conoces, no de lo que conoces». Leer esto último ha sido un soplo de aire fresco, ya que parece que muchos se empeñan en decir lo contrario. Porque si tienes que crear algo nuevo… ¿no es mejor pasártelo bien investigando aquello que desconoces y adquirir una nueva experiencia?

Es verdad que nadie nace con un «don» o «gen» de escritor, ni se nace «genio». De ahí que me quede con la boca abierta cuando muchos dicen que algunos escritores son unos genios. Desconocen que la verdadera genialidad es el trabajo constante que hay detrás. Pero algo que sí tienen los escritores, y nadie puede negar, es una gran sensibilidad y creatividad.

Tus posts son unas verdaderas joyas que siempre tendré en cuenta. Y si algún día llegamos a conocernos, en vez de tratarte como «una aparición mariana», te estrecharé la mano y te invitaré a un café (o a una tapa, lo que se brinde).

Un fuerte abrazo. Ana Daitán.

Detective y su perro sobre un libro siguiendo los avatares de las pistas de Ana Daitán
  • Facebook
  • Twitter

Pero también tengo que reconocer que en algunos comentarios, como verás en el siguiente post, me pasé de sincera…

¡No te pierdas en el próximo post la SEXTA PARTE!

Si quieres suscribirte a mi boletín y conseguir interesantes regalos, HAZ CLIC AQUÍ.